Imprimir esta página

Lecturas de Misa
Miércoles, 23 de Mayo de 2018

"El que no está contra nosotros está con nosotros."

Vuestra vida es como el humo.
Decid más bien: «Si Dios quiere, viviremos»

Lectura de la carta del apóstol Santiago 4, 13-17

Y ustedes, los que ahora dicen: «Hoy o mañana iremos a tal ciudad y
nos quedaremos allí todo el año, haremos negocio y ganaremos dinero»,
¿saben acaso qué les pasará mañana? Porque su vida es como el humo, que aparece un momento y luego se disipa.
Digan más bien: «Si Dios quiere, viviremos y haremos esto o aquello.»
Ustedes, en cambio, se glorían presuntuosamente, y esa jactancia es mala. El que sabe hacer el bien y no lo hace, comete pecado.

Palabra de Dios.


SALMO Sal 48, 2-3. 6-7. 8-10. 11 (R.: Mt 5, 3)

R. ¡Felices los que tienen alma de pobres,
porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos!

Oigan esto, todos los pueblos;
escuchen, todos los habitantes del mundo:
tanto los humildes como los poderosos,
el rico lo mismo que el pobre. R.

¿Por qué voy a temer en los momentos de peligro,
cuando me rodea la maldad de mis opresores,
de esos que confían en sus riquezas
y se jactan de su gran fortuna? R.

No, nadie puede rescatarse a sí mismo
ni pagar a Dios el precio de su liberación,
para poder seguir viviendo eternamente
sin llegar a ver el sepulcro:
el precio de su rescate es demasiado caro,
y todos desaparecerán para siempre. R.

Cualquiera ve que mueren los sabios;
necios e ignorantes perecen por igual,
y dejan a otros sus riquezas. R.


ALELUIA Jn 14, 6

Aleluia.
Dice el Señor: Yo soy el Camino, y la Verdad y la Vida.
Nadie va al Padre, sino por mí.
Aleluia.


EVANGELIO

El que no está contra nosotros está con nosotros

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 9, 38-40

Juan le dijo a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre, y tratamos de impedírselo porque no es de los nuestros.»
Pero Jesús les dijo: «No se lo impidan, porque nadie puede hacer un
milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí. Y el que no está contra nosotros, está con nosotros.»

Palabra del Señor.