VIA CRUCIS
Meditado por San Alfonso María de Ligorio

  

Primera estación

Jesús es condenado a muerte

V: Te adoramos, Cristo, 
y te bendecimos.
   
R: Porque con tu Santa Cruz 
redimiste al mundo.
  

Considera cómo Jesús, después de haber sido azotado y coronado de espinas,  fue injustamente sentenciado por Pilato a morir crucificado.
  

Silencio meditativo

   

ADORADO Jesús mío: mis pecados fueron más bien que Pilato, los que os sentenciaron a muerte. Por los méritos de este doloroso paso, os suplico me asistáis en el camino que va recorriendo mi alma para la eternidad.
  

Os amo, ¡Oh Jesús amor mío! más que a mí mismo,
y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido;
no permitáis que vuelva a separarme de Vos otra vez;

haced que os ame siempre
y disponed de mi como os agrade.
Amén.
  

Padrenuestro - Avemaría - Gloria

    

Amado Jesús mío,
p
or mí vas a la muerte,
q
uiero seguir tu suerte,
m
uriendo por tu amor;
p
erdón y gracia imploro,
t
ransido de dolor.
  

inicio

segunda estación

via_crucis.ppt (1250 kb)